Interiorismo y Diseño de casa

Cuando estamos en casa o invitamos amigos, queremos que el entorno sea acogedor y que alegre la vista. Y también para que nuestras visitas se queden con la boca abierta diciendo: «¡Wow! ¡Tu casa es increíble!». Para ello, siempre es recomendable acudir a un diseñador, aunque conociendo las reglas básicas tú mismo puedes crear un interior bonito, acogedor y con estilo.

1. Define cuál es el propósito de la habitación:
Lo primero que debes determinar es cuál es el destino de la habitación en cuestión. Ninguna remodelación costosa o muebles harán tu vivienda acogedora y cómoda para vivir si su diseño está mal pensado

2. Piensa en el ambiente que quieres crear:
Antes de empezar a diseñar tu hogar, piensa qué ambiente quieres crear en ese espacio y cómo te gustaría sentirte allí: relajado o lleno de energía. Es muy importante tener en cuenta si ese espacio será solo para ti o también quieres impresionar a tus invitados.

3. La simetría y el equilibrio para la armonía:
Si tienes un espacio asimétrico, tienes dos opciones para hacerlo lucir armonioso: intentar crear una falsa sensación de simetría o acentuar sus peculiaridades.

4. Color y textura siempre juntos:
Debes analizarlos en conjunto porque una cosa influye en la percepción de la otra.

5. La iluminación es la parte más sensual del diseño de interiores:
La iluminación correcta refleja tu estado de ánimo y cambia el ambiente del espacio. La luz influye en nuestras emociones y pensamientos. Con ayuda de la iluminación se puede crear lo que sea.

6. Los detalles determinan el interior:
Es todo aquello que hace de tu casa un verdadero hogar. Intenta imaginar el resultado final mentalmente

7. Deja que lo que más te gusta te rodee:
Todos somos esclavos de nuestras costumbres y muchas veces nos resulta difícil desprendernos de algunos objetos que provocan ciertas emociones en nuestro interior. De hecho, no tienes que hacerlo. Como tampoco tienes que comprar algo nuevo todo el tiempo. Lo más importante es encontrar un lugar adecuado para aquello que nos gusta.